Nuñez: "No sé si sigo después de junio"

0:06:00

El delantero uruguayo confirmó el ofrecimiento de Arsenal. También habló de su futuro incierto y su deseo de permanecer.


Carlos Núñez, quien reniega y quiere dejar en el pasado el apodo de Discoteca, ya se recuperó de su lesión. Aquella rotura de ligamentos que lo marginó de las canchas durante gran parte del año pasado, ya no molesta. Sin embargo, el tiempo perdido se transmite en terreno respecto a la consideración del técnico. Sumado a la superpoblación de delanteros en el plantel, más la calidad de los mismos, al jugador se le complica conseguir el rodaje necesario para ponerse a punto futbolísticamente.

A propósito de ello, el ex Peñarol reconoció en el programa Generación Académica, que se emite por radio Eco Medios AM 1220, que "por el nivel de delanteros que hay en Racing, se hace difícil conseguir minutos". Y justamente porque en el conjunto de Sava no tiene continuidad, desde Arsenal se fijaron en él. A raíz de la lesión de Joaquín Boghossian, desde el barrio vecino llegó una oferta para que Núñez cubriera ese cupo. 

Sin embargo, pese a que Sava lo ha considerado por detrás del juvenil Lautaro Martínez, Discoteca declaró que "estoy comodo en el club, por eso decidí quedarme a pelearla". Y en cuanto a esa decisión del Colorado, aseguró que "respeto las decisiones del técnico, aunque uno siempre quiere jugar".

El contrato del préstamo firmado por Racing vence en junio. A partir de allí, el delantero deberá regresar a Peñarol. Siempre y cuando, la dirigencia académica no quiera extender el préstamo, o comprar su pase, ya que al fijar la rúbrica se incluyó una opción de compra, estipulada en 4 millones de dólares, o 200 mil para retenerlo hasta diciembre.

Núñez se guardó a la hinchada desde el principio. Por buenas actuaciones, algunos goles, pero fundamentalmente por la entrega demostrada en las escasas ocasiones que pudo, y la devolución del afecto recibido, también fuera de la cancha. Es un jugador que en el hincha genera empatía, lo quiere, lo banca. Pero el poderío ofensivo hoy se hace incuestionable, y crece la lógica respecto a su poca o nula participación.

Por Lisandro Martín Benzecry | @LM23ok @GloriosaAcade

Share this

Related Posts